martes, 5 de octubre de 2010

La sociedad por el presente

   A modo de epílogo se concluye básicamente lo que el autor ha intentado explicar a lo largo de todo su libro
   En primer lugar las utopías no existen es sólo un rompecabeza incompatible debido a que todos los ideales presentan un extremo positivo y un extremo negativo ¿a qué se refiere con esto? Se refiere a que todo tiene su contraparte, por ejemplo, la libertad –tal como lo indica el autor- dificulta la igualdad y la justicia aumenta el control y la coacción y es por eso que dice “En la realidad de los asuntos políticos, ninguna ventaja es absolutamente ventajosa” (Epílogo, página 76) 
   Además fuera de todo  esto el  principal consejo es que debemos luchar como sociedad, unida, en el presente. Sabemos que una utopía no puede ser factible, pero podríamos llegar a mejorar nuestra sociedad, y no para conformarnos y dejarlo así simplemente, sino que para en un futuro poder exigirnos más aún.  

2 comentarios:

  1. ¿Por algo son utopías no? Ser mejores debería ser la única alternativa, algo que nos favorezca a todos, incluso a aquellos que serán sociedad en muchos siglos más, eso es política y aunque representa una tarea difícil, juntos podría hacerse algo menos pesado.

    ResponderEliminar
  2. Precisamente eso es lo que dice en resumen el libro, debemos partir de la individualidad a lo colectivo con el objetivo del progreso en todo sentido.

    ResponderEliminar